Luces y sombras del WiFi a bordo

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Print

Hoy en día podemos conectar nuestros dispositivos móviles a redes WiFi en (casi) cualquier parte,… en la calle, en cafeterías, restaurantes, tiendas o centros comerciales, en las paradas de autobús, en estaciones de tren y aeropuertos,… Pero algo que parecía estar superado en pleno Siglo XXI, aún parece que se resiste a la globalización, como ocurre por ejemplo cuando viajamos en tren o el avión,… ¿Problemas técnicos?, ¿Coste excesivo de las infraestructuras?, ¿Riesgo a la seguridad?, ¿Escasa rentabilidad?,… a continuación intentaremos dar algo más de luz a todas estas preguntas.

¿Qué compañías aéreas están ofreciendo ya este servicio?,… Cada vez son más las compañías que poco a poco integran esta tecnología en sus vuelos comerciales, si bien es cierto que lo han hecho inicialmente para determinados modelos de avión y rutas de larga distancia, se espera que en un futuro el servicio se incorpore de manera global y generalizada. Según un reciente estudio realizado por eDreams, Iberia es la primera compañía española que ofreció este servicio, mientras que Vueling acaba de lanzarlo (durante el verano) y Air Europa se espera que lo incorpore a lo largo de 2016.

Si queréis más información sobre qué compañías, modelos de avión o rutas concretas operan con esta tecnología, os recomiendo visitéis el enlace al estudio y consultéis la infografía resumen que han preparado para poder comparar entre todas las opciones disponibles.

¿Qué precio tiene?,… Pues en mi opinión a día de hoy elevado,… y si os soy sincero incluso complicado de explicar,… Unas compañías cobran por ancho de banda, otras por bytes descargados, otras por tiempo o duración del vuelo, otras por bonos de consumo y otras incluso ofrecen una tarifa plana. Si nos fijamos sólo en las principales compañías, el precio oscila que da gusto (entre 5€ y 20€, e incluso el doble en el caso de bonos o tarifas planas) y con unas limitaciones enormes en cuanto a la capacidad de uso y descarga, lo que me hace dudar del sentido práctico que pueden tener este tipo de conexiones, en el uso normal que hacemos de nuestros dispositivos, al menos por el momento.

Sin embargo, existen algunas compañías (pocas, muy pocas) que ofrecen el servicio gratuito como estrategia para los viajeros de clase Business y en determinadas rutas o modelos de avión. Un caso aparte lo encontramos en la Low Cost Norwegian Airlines o JetBlue que ofrecen el servicio de forma completamente gratuita a todos los viajeros. Sin lugar a dudas, una estrategia diferencial en los tiempos que corren y probablemente la norma por la que se regirán el resto de compañías en el futuro.

Con todo ello, si queréis tener una información detallada de los precios y modalidades de pago, os recomiendo como antes, visitar el enlace al estudio realizado por eDreams.

Ahora que ya sabemos algo más sobre la WiFi a bordo me surge una duda,… ¿Qué pasa con la seguridad?, ¿Existen riesgos que debamos conocer?… en los últimos años multitud de compañías aéreas de todo el mundo (United Airlines, British Airways, Lufthansa o Malaysia Airlines), han sufrido los ataques indiscriminados por parte de grupos de hackers reconocidos, logrando acceder sin permiso y de manera reiterada a sus portales web, a los servicios de gestión en tierra o a los clubs de fidelización,… Hasta aquí el daño es “relativamente” pequeño, tan sólo económico, retrasos, cancelaciones o multas de las autoridades que velan por la seguridad,…

Pero,… ¿Qué ocurre si a través de la WiFi de un avión en pleno vuelo se hacen con los mandos?, ¿Es esto posible o tan sólo ciencia ficción?,… pues depende (como siempre) de a quien le preguntemos. Sin ir más lejos el prestigioso experto en seguridad Chris Roberts, afirmó que él mismo podría tomar el control de un avión y por ejemplo desplegar las máscaras de oxígeno cuando quisiera.

Sin embargo y tras un reciente estudio del gobierno de EEUU que alertaba sobre el peligro del WiFi a bordo, numerosos pilotos han salido en la defensa de este sistema de entretenimiento, afirmando que es imposible tomar el control remoto de un avión puesto que los sistemas de navegación no están conectados de ninguna manera con la red de acceso a Internet.

¿A quién creer?, pues sinceramente yo a nadie. Por ello y mientras el futuro no decida de qué lado está, lo mejor es que consideremos como probables todos los riesgos identificados y se pongan las medidas de seguridad necesarias y suficientes para mantener la integridad de todos los vuelos equipados con los nuevos sistemas de WiFi a bordo, manteniéndolos a salvo de hackers y de posibles ataques terroristas.

Muchas gracias.

Copyright-protected by Digital Media Rights

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Print