El poder de los Beacons: ¿Realidad o Ficción?

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Print

Si recordáis, a principios del pasado año estuvimos hablando sobre un nuevo Gadget tecnológico bautizado con el nombre de “Beacons”. Por aquel entonces todo parecía indicar que revolucionarían el modo en que las marcas (empresas o destinos) se relacionarían con los clientes (empleados o turistas) a través de la interacción con las aplicaciones instaladas en sus SmartPhones y Tablets. Y desde entonces,… ¿Qué ha pasado?, ¿Cómo han evolucionado?,… a continuación intentaré desvelaros algunas de éstas y otras preguntas.

¿Qué son los Beacons?,… Para los que aún no sepáis que son, los Beacons (o Balizas en castellano) son unos pequeños dispositivos inalámbricos que colocados en un espacio abierto (o cerrado), y gracias a la emisión de una señal Bluetooth de bajo consumo, permiten interactuar con nosotros a través de las APPs instaladas en nuestros dispositivos móviles dentro de su radio de acción (entorno a los 50 metros o más).  Básicamente podríamos decir que funcionan como un GPS, permitiendo geolocalizarnos con bastante exactitud en todo tipo de espacios (incluso dentro de edificios, aeropuertos o centros comerciales).

¿Cuáles son sus principales características?,… Uno de sus mayores potenciales es su reducido tamaño (desde unos pocos centímetros), lo que permite una instalación muy rápida y sencilla en cualquier lugar, incluso llevarlos con nosotros mismos o dentro de nuestras maletas. Otra gran característica es su bajo consumo, lo que alarga la duración de sus baterías incluso durante 2 o 3 años. Y por último es totalmente inalámbrico (sin cables) y OffLine, es decir, no requieren estar enchufados, ni de conexión a Internet, mientras están funcionando.

¿Para que pueden servir?,… para multitud de situaciones, como veréis la lista es casi interminable y existen ejemplos para (casi) todo: Gestión de la experiencia dentro de un espacio abierto o cerrado (dentro de museo, parque de ocio o visita cultural,…), marketing de proximidad en comercios y centros comerciales (dentro de una tienda de ropa, grandes almacenes o restaurante Gourmet…), información sobre servicios dentro de un aeropuerto (Zonas de ocio cercanas, cambios de puertas de embarque o planos interactivos,…), gestión de la relación con los clientes dentro de un hotel (Check-in virtual, reconocimiento de clientes o mensajes en tiempo real,…), registro de datos anónimos sobre el comportamiento de consumidores (recomendaciones personalizadas, qué productos son los más vistos o durante cuánto tiempo,…), envío de ofertas y promociones personalizadas en tiempo real, gestión y fidelización de clientes, gestión de servicios inteligentes, estadísticas de consumo, …

¿Y a día de hoy hay alguien que lo esté utilizando?,… Por supuesto,… Y de todos los ejemplos me gustaría destacar dos que han llamado mi atención. El primero de ellos puesto en marcha por Aena en los aeropuertos de Madrid y Barcelona y a través del cual las compañías aéreas, así como el resto de operadores comerciales, podrán ofrecer información práctica a todos los pasajeros que dispongan del APP de Aena, adaptándola al lugar del aeropuerto en el que se encuentren, desde su llegada y hasta el momento del embarque, como por ejemplo información sobre vuelos, puertas de embarque, cambios de última hora, ubicación dentro del parking,…

El segundo de los proyectos, promovido, entre otros, por El Corte Inglés, permitirá la gestión integral de la experiencia de compra de los futuros clientes y turistas dentro de uno de los principales ejes comerciales de Madrid. El proyecto apoyado por Turismo Madrid se encuentra dentro de los objetivos del destino Madrid, como referente a nivel internacional en la promoción del turismo de compras o Shopping: “No solo queremos vender más, sino vender mejor”,… “La experiencia y satisfacción del cliente esta por encima de la marca”,…

¿Y ahora qué?,… Lo que pudo ser y no fue (al menos por el momento). Si bien los Beacons vinieron con ganas de revolucionar la experiencia de compra de millones de consumidores, aún es una tecnología enormemente desconocida. Queda mucho por hacer y eso requiere de tiempo y dinero. Debemos ser pacientes y esperar a que otros se muevan, o invertir en el diseño de nuevas formulas que generan valor y experiencia a nuestros clientes, haciendo uso de las oportunidades que nos ofrecen estos dispositivos.

Para aquellos que queráis obtener más información os recomiendo que veáis el siguiente video de la compañía americana Estimote. Durante los 2 minutos de duración, podréis comprobar de una manera clara y muy visual todo un nuevo mundo de posibilidades. Ahora toca esperar a que poco a poco se vayan incorporando a nuestras vidas, como ya lo hicieron antes otras tecnologías.

Muchas gracias.

Copyright-protected by Digital Media Rights

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Print