El futuro de las Self Booking Tools: una herramienta para gobernarlos a todos (y 3)

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Print

Con esta tercera y última entrega damos por concluido el capítulo sobre las herramientas de auto-reserva iniciado semanas atrás. Si hacemos memoria, recordaréis que empezamos con un breve recorrido por la actualidad que vive el sector del Business Travel y el uso, que hoy en día, se estaba haciendo de este tipo de herramientas. En una segunda entrega, hablamos sobre los dos modelos o estrategias de implantación existentes actualmente y sus posibilidades de aplicación en base a los diferentes perfiles de cliente. Como broche de cierre, completaremos la información abordando varios casos de éxito dentro y fuera de nuestras fronteras, valorando las últimas tendencias del mercado y las propuestas más interesantes de empresas pioneras dentro del sector.

Volviendo sobre los dos modelos o estrategias de implantación existentes actualmente, el primero de ellos, más abierto y tolerante con el viajero corporativo, tiene asegurado un futuro prometedor y será sin lugar a dudas el que logrará (bajo mi humilde opinión) obtener la mayor cuota de penetración gracias, principalmente, a su aceptación y adopción por parte de pequeñas y medianas empresas que verán la utilidad de incorporar las herramientas de auto-reserva en sus procesos de gestión de viajes corporativos.

Un ejemplo de aplicación de este tipo de estrategias lo tenemos en Concur, recientemente galardonada con el premio a la mejor herramienta de auto-reserva en los Business Travel Awards 2013. Concur hace gala de un uso abierto (y prometedor) de este tipo de estrategias, permitiendo a los viajeros de negocios tomar decisiones inteligentes basadas en sus preferencias individuales, acorde a la política de viajes de sus respectivas empresas.

A través de Concur, el viajero de negocios puede buscar y reservar vuelos de forma rápida y simultáneamente elegir entre una completa oferta complementaria de coches, hoteles y trenes. Y todo ello a través de la Web y de sus teléfonos inteligentes, hoy en día pieza clave en toda solución de valor al cliente que se precie. Dentro de las características globales que ofrece esta herramienta, tales como información al viajero en tiempo real, incidencias durante el viaje… se encuentra la gestión de los partes de gastos de viaje y su tramitación a través de los canales oficiales de la compañía (otra parte imprescindible de toda herramienta que quiere lograr competir dentro de este mercado).

Según palabras de Lisa Hutt, Vicepresidenta de Marketing EMEA de Concur, me quedo con los dos extractos siguientes que resumen (y defienden) todo lo que hemos venido comentando a lo largo de las últimas semanas: “…este premio valida nuestro enfoque en el desarrollo de una herramienta de auto-reserva que pone al viajero en el centro y que permite a las empresas en un ámbito nacional e internacional, mantenerlos conectados y apoyarlos en sus viajes…”; y “…los consumidores recurren cada vez más a los teléfonos inteligentes, tanto en entornos profesionales, como personales. Este hecho lo demuestra nuestro firme compromiso con el desarrollo de nuevas y versátiles funcionalidades adaptadas a los dispositivos móviles inteligentes, que hagan más simple la vida para el viajero de negocios…”. No tengo nada más que añadir.

Si por el contrario, nos centramos en el segundo modelo (más cerrado o restrictivo), nos encontramos con uno de los sistemas de auto-reserva más completos y evolucionados hoy en día: la solución KDS Neo. Esta herramienta (recientemente actualizada) basa su valor en la capacidad de realizar una reserva completa del viaje, incluyendo traslados y alojamiento, de forma simple y con posibilidad de interactuar y hacer cambios en tiempo real a través de dispositivos de última generación. Durante todo el proceso de reserva y planificación, se tiene acceso a un completo informe con los costes, en tiempo real, del itinerario seleccionado. El sistema incluye además un mecanismo de pago de todas las transacciones realizadas a través de la herramienta, gracias a la integración de un proveedor de tarjetas virtuales.

Por supuesto también incorpora un completo procedimiento de gestión de todos los gastos del viaje, con posibilidad de establecer políticas de aprobación del gasto en tiempo real. La verdad sea dicha, tras analizar las características de este sistema, podemos asegurar que incorpora muchas funcionalidades que guardan una estrecha relación con los hábitos de consumo del viajero 2.0, lo cual incrementará su satisfacción y con ella, el grado de penetración de esta herramienta dentro del competido mercado. No obstante sigo teniendo mis reservas sobre si su uso (del modelo en sí) aporta un claro valor y utilidad a pequeñas y medianas empresas.

Continuando con los ejemplos asociados a este segundo modelo, nos encontramos con otra de las principales herramientas de auto-reserva dentro del sector del Business Travel, me estoy refiriendo a Amadeus eTravel Management. A través de esta solución los clientes de viaje corporativo podrán planear, reservar y comprar sus itinerarios online, desde cualquier lugar, de una forma rápida y sencilla. Permite integrar toda la información de interés para la empresa y sus empleados, tal como políticas de viaje, proveedores preferidos, tarifas negociadas, etc. Así mismo existe la posibilidad de incorporar contenidos de terceros, lo que garantiza una mayor flexibilidad a la hora de gestionar y trabajar con los proveedores favoritos.

Si a todo lo anterior le sumamos la posibilidad de integración con otras plataformas corporativas propias, tales como Business Travel Portal y CheckMyTrip, hacen de esta solución una de las más completas y globales existentes hoy en día.

Y para terminar quisiera añadir, a modo de conclusión, una reflexión personal respecto a todo lo que hemos venido comentando. Con independencia de si nos decantemos por una u otra herramienta, de nuestro tamaño o facturación, de la capacidad y presupuesto de inversión, de la facilidad de integración con nuestros sistemas corporativos o de la mayor o menor adecuación de las funcionalidades a implementar, lo que verdaderamente será crítico, pues condicionará el futuro éxito o fracaso del proceso de adopción, será la elección por uno de los dos modelos de implantación y, una vez más, hacerlo bien será la clave.

Muchas gracias.

Copyright-protected by Digital Media Rights

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Print